Afrontar una Protesta por Andrés Pérez - Nautisurf.es

Afrontar una Protesta por Andrés Pérez

¡Hola! Soy amigo de David desde hace unos cuantos años, gran entrenador, honesto vendedor y mejor persona. Ya me ha sugerido en varias ocasiones que le escribiera un artículo para su blog, pero nunca encontraba el tiempo para escribirlo, ahora desgraciadamente no tengo excusa de modo que como lo prometido es deuda y me pongo a ello.

Mi amigo Luky se me ha adelantado pero yo cumplo con lo prometido a David.

Para empezar: lo escribe un jury, ya lo sé, para algunos somos el enemigo en el agua…

Esto del enemigo yo lo veo de otra manera: nosotros defendemos a quien cumple con el reglamento y estamos ahí para resolver en tierra las disputas que no habéis podido resolver vosotros en el agua o en el varadero.

Cuando no os ponéis de acuerdo, pues acabáis protestando o siendo protestados y acaba todo en la sala del jury.

Me permito ahora citar a Gulliermo Patiño, gran oficial y mejor amigo, siempre que iba a la sala por alguna solicitud de reparación me comentaba con su peculiar sentido del humor: ¡cada vez que vengo a la sala del jury vengo con miedo porque igual salgo embarazado! La verdad es que odiaba ir al jury, ya veis que no es solo cosa de los regatistas…

Muy importante: preparaos para la audiencia, id a la oficina de regata y solicitad un copia de la protesta. Leedla, estudiad el caso, pensad si tenéis algún testigo que haya visto el incidente (alguno que lo haya visto de verdad, que ya nos conocemos todos y luego a los dos minutos el jury se da cuenta que el testigo no ha visto nada, y puede acabar la cosa mal para todos…)

Recordad que si queréis que se escuche a vuestros testigos (podéis traer cuantos consideréis necesario), vosotros sois los responsables de que estén esperando fuera de la sala donde la audiencia va tener lugar. El jury no va a ir a buscarlos.

Si necesitáis tiempo para preparar la protesta, pues se lo comentáis al comité de protestas, seguro que os dan más tiempo. Ojo, tenéis que tener una razón válida, no vale decir, por ejemplo, que quiero merendar antes de la audiencia.

A veces vuestro entrenador o alguna otra persona tiene una grabación del incidente. Lo podéis presentar como prueba en la audiencia. En algunas ocasiones podéis utilizar los medios que tenga al jury para reproducirlos (portátil o tablet), pero recordad que es vuestra responsabilidad el traer los medios adecuados para su correcta visualización.

Durante la audiencia intentad estar lo más tranquilos posible, ya se que no es fácil estar ahí frente a tres tíos que en ocasiones parecen de otro planeta y que te hacen preguntas, pero respirad hondo y calma. Estáis entre un grupo de gente de la vela, que saben lo que hacen y que están ahí para ayudar a resolver la situación.

Si una vez os dan la resolución no estáis de acuerdo y encontráis alguna prueba que no estaba disponible en el momento de la audiencia podéis solicitar una reapertura de audiencia. Normalmente el plazo para solicitarlo es de 24 horas desde que os lo han comunicado, salvo el último día que suele ser 30 minutos. Verificad los plazos en las instrucciones de regata.

Si tenéis cualquier duda preguntad al jury y, no creo hace falta decirlo pero por si acaso, sobre todo apoyaos siempre en vuestros entrenadores, son grandes profesionales que están ahí para ayudaros.

Espero que estos consejos os sirvan para un futuro, espero también que todos estemos pronto de vuelta al agua, ¡ya se echa de menos el salitre en la cara!

 

Andrés Pérez

Juez Internacional

Miembro IODA Regatta Committee

Artículo anterior La Clase Cadete por Diego Pérez
Siguiente artículo Consejos Para No Olvidar por Luky Serrano